22 oct. 2007

Estoy escuchando..................

19 oct. 2007

Cylinders

Kitagawa Utamaro el arte y el placer


Kitagawa Utamaro (1754-1806) es el pintor y grabador más célebre del submundo del placer. Todas las grandes ciudades del Japón poseían sus distritos entregados al placer, donde también se desarrollaban los teatros kabuki, las sesiones de sumo y los espectáculos callejeros. Este espacio social constituía el llamado "mundo flotante" del periodo Tokugawa. Se habla de un "mundo flotante" porque el orden normal de la sociedad es alterado, rechazado y trasformado. Era el espacio donde se abandonaba el rigor, el esfuerzo y la moral y los normas para deslizarse, flotar, hacia el placer, el espectáculo, y la distracción. Utamaro inmortalizó a numerosas mujeres de este ambiente. Escuela de arte japonés, llamada ´pintura del mundo flotante.La principal técnica utilizada por esta escuela fue la de la xilografía, grabados reproducidos en bloques de madera de cerezo por expertos artesanos. Los temas giran en torno al mundo del teatro, el kabuki, los baños, las casas de citas, las prostitutas, y en general los barrios de placer de las grandes ciudades.El erotismo en Utamaro tiene una gran importancia. En el momento que encontramos numerosas obras de carácter erótico entre su producción. Estas obras a menudo encargadas expresamente desde palacio.

16 oct. 2007

Fuegos


Las dos de la madrugada. Las ratas roen en los cubos de basura los restos de un día muerto: la ciudad pertenece a los fantasmas, a los asesinos, a los sonámbulos. Dónde estas tú, en que cama, en que sueño? Si tropezara contigo, pasarías sin verme, pues no somos percibidos pos nuestros sueños. No tengo hambre: no consigo digerir mi vida esta noche. Estoy cansada: anduve toda la noche para escapar de tu recuerdo. No tengo sueño ni siquiera siento apetito de la muerte. Sentada en un banco, embrutecida a pesar mío por la llegada de la mañana, dejo de recordar que trato de olvidarte. Cierro los ojos....
Los ladrones solo desean nuestras sortijas;los amantes, la carne; los predicadores nuestras almas, los asesinos, la vida. Pueden quitarme la mía: los desafío a que cambien algo en ella. Echo hacia atrás la cabeza para sentir por encima de mi el murmullo de las hojas..... Estoy en el bosque,en un campo.... Es la hora en que el tiempo se disfraza de barrendero y Dios tal vez de trapero. Él, el avaro, el testarudo;él, que no consiente ver perderse una perla entre el montón de conchas de ostras a las puertas de las tabernas. Padre nuestro que estas en los cielos......¿Veré yo venir alguna vez a un hombre viejo, con un abrigo pardo, con los pies llenos de barro por haber atravesado Dios sabe que río para reunirse conmigo?
Se dejaría caer en el banco, apretando en un puño cerrado un valioso regalo que bastaría para cambiarlo todo. Separaría los dedos lentamente, uno tras otro, con prudencia, pues el regalo podría echarse a volar....¿Que llevaría en su mano?
¿Un pájaro, una semilla, un cuchillo, una llave para abrir la lata de conserva del corazón?
(Marguerite Yourcenar)

13 oct. 2007

Per Barclay (Osslo 1955)


El mismo artista define así su obra: Mi trabajo quiere representar la tensión cotidiana, aquella especie de ansia que cada uno de nosotros percibe en el contraste entre belleza y comfort, entre las grandes posibilidades propias de nuestro tiempo y la extrema precariedad de nuestra situación. En esto me siento escandinavo.En la línea del conceptualismo, Barclay utiliza diferentes soportes (fotografía, instalaciones, objetos-escultura) en el desarrollo de una obra que gira alrededor de una única preocupación: el espacio.

En alguna ocasión ha definido sus piezas como lugares, entornos que crean una sensación de tensión en un espectador que ve sus posibilidades de acción limitadas por el modo en que su función en él está definida. Una sensación que se manifiesta en sus piezas más conocidas (los interiores inundados con distintos líquidos) donde el espectador tiene una única opción de observación, aquella elegida por el artista y plasmada en la fotografía. “Me gusta esa estructura de observación en mis interiores - afirma -. El observador está obligado a adoptar una posición concreta. Puede mirar sólo desde un punto determinado y se sitúa siempre en el exterior. Queda siempre fuera de lo que allí ocurre”.

10 oct. 2007

vale regando


les paso la direc de esta artista Argentina que me resulta muy interesante su trabajo(Valeria Maculan)