23 jul. 2014

Josep Renau


El artista valenciano Josep Renau (1907–1982) destacó sobremanera en la técnica del fotomontaje. Vinculado desde 1931 al Partido Comunista, su preocupación por la política y la influencia que recibió de movimientos artísticos como el expresionismo, el dadaísmo y el surrealismo le llevaron al convencimiento de que debía usar el arte como arma revolucionaria.




Al término de la contienda española, se exilió en México, donde, influido por la proximidad con Estados Unidos, comenzó la serie Fata-Morgana. USA – The American Way of Life. En este trabajo critica la Guerra Fría, el capitalismo, el racismo o el militarismo, muy influido por el artista alemán John Heartfield y con la pretensión de lograr la mejora de las condiciones de vida del ser humano. Trabajo que, lejos de envejecer, cobra especial interés en la actualidad, tanto por el contexto de crisis socioeconómica como por su reflexión sobre la función social del arte y la cultura

6 jul. 2014

Martial Raysse


Raysse nació en una familia ceramista en Vallauris y empezó a pintar ya escribir poesía a los 12 años.

Fascinado por la belleza de plástico, saqueó bajo cuesta tiendas con artículos de plástico y desarrollado lo que se convirtió en su concepto de "higiene visión"; una visión que presenta la sociedad de consumo. Este trabajo recibió atención y elogios de la crítica en 1961, y en una galería comercial en Milán, su exposición se agotó 15 minutos antes de la apertura. Raysse luego viajó a los Estados Unidos a involucrarse en la escena del arte pop en la ciudad de Nueva York


.En octubre de 1960, Raysse, junto a Arman, Yves Klein, François Dufrêne, Raymond Hains, Daniel Spoerri, Jean Tinguely, Jacques Villeglé y el crítico de arte y filósofo Pierre Restany fundó el grupo Nuevos Realistas. Más tarde el grupo se unió a César, Mimmo Rotella, Niki de Saint Phalle y Christo. Este grupo de artistas ha definido a sí mismos como teniendo en común una "nuevos enfoques en perspectiva de la realidad". Su trabajo fue un intento de volver a evaluar el concepto de arte y el artista en el contexto de una sociedad de consumo del siglo 20o reafirmando los ideales humanistas frente a la expansión industrial



Durante la década de 1960 Raysse comenzó a hacer composiciones más pictóricas, basadas en imágenes de la publicidad, así como en las bellas artes. También produjo pinturas en las que una rugosidad deliberada de ejecución se enfatiza por la superposición de una sola línea de neón. Raysse comenzó en este tiempo para crear sus propios prototipos como otra forma de seguir para elevar el mal gusto y la falsedad a la categoría de arte.


 Aunque tenía todas las cualidades para ser una estrella del arte y había conquistado el jugoso mercado de los EE UU, donde vivió en los años sesenta, el francés Martial Raysse (1936) llevó con amargura la derrota de los ideales de la revolución de mayo de 1968, cuyo inicial estallido de esperanza le hizo regresar a París. El fracaso del movimiento estudiantil le empujó a un "repliegue voluntario", se retiró al campo, rompió con el negocio y durante 30 años en los que vivió con una humildad lindante con la pobreza su rastro se desvaneció.



Fue un pionero en el uso del neón Aunque en 1960 se había adherido al movimiento del Nuevo Realismo, que predicaba la capacidad de ver el mundo como una imagen para trocerla en piezas, Raysse introdujo numerosas innovaciones antes que ningún otro artista, por ejemplo el uso del neón y las proyecciones de cine insertadas en los cuadros. En los años ochenta, tras la crisis existencial de 1968, cambió radicalmente su enfoque artístico y empezó a repensar la pintura y la escultura en profundidad.