18 abr. 2012

EDGAR GUZMANRUIZ

 (Bogotá, Colombia,1969)   EDGAR GUZMANRUIZ 
Cuando pequeño, Edgar Guzmanruiz construía edificios dentro de su habitación. Sus ladrillos eran piezas de legos. Cada pared era un colorido pedazo, una partecita de la construcción, pero su mirada convertía las partes en un todo.
Algunas veces, simplemente, dejaba los legos de lado y veía a su madre pintar.
Fueron esos momentos los que marcaron su vida: las estructuras y arte serían su vida.
es arquitecto de la Universidad de Los Andes y maestro en Arte y Arquitectura de la Academia de Arte de Dusseldorf, Alemania, donde vivió ocho años.
Ha participado en exposiciones colectivas e individuales en Egipto, Francia, Japón, Alemania, Estados Unidos y Colombia.
    A lo largo de su carrera, Edgar Guzmanruiz ha evidenciado un gran interés por la forma cómo percibimos el espacio, poniendo en tela de juicio el antiguo centrismo ocular Aristotélico en el cual se le otorga una superioridad jerárquica a la vista sobre los demás sentidos. Esta inquietud se desarrolló desde el comienzo de su carrera de Arquitectura. La experiencia de la arquitectura es multi-sensorial, llevándonos a reflexionar sobre la manera como habitamos el espacio. 
Vórtice
Cartón, madera,
guaya metálica, diván
29.6 x 10.82 x 10.5 m
2011

Bajo las premisas de luz, oscuridad y espacio, Guzmanruiz presenta la exposición “Vórtice”En ella, dice el artista, “el visitante se relaciona conmigo por medio de la instalación y del espacio”.Este montaje comienza con una duplicación de la estructura de acero del ventanal, hecho en cartón, mostrando una aparente fragilidad, dejando ver la luz que de manera natural pasa por la ventana, en cierto punto se recoge a manera de cono dando un paso a la sombra y luego a la obscuridad absoluta. Esta estructura llega o comienza, según lo vea el visitante, a un diván rojo. “El diván tiene que ver con mi forma de pensar el psicoanálisis, allí todos nuestros miedos y deseos son divulgados, de una manera conceptual quiero expresar dos formas de ver la luz y la obscuridad”, es el observador el que interactúa con la obra acostándose en aquel sofá y decide si es la luz la que entra o es la obscuridad de los pensamientos la que sale de su cabeza.


Para conocer mas de Edgar Guzmanruiz AQUI

No hay comentarios.: