25 jun. 2012

Daniel Steegmann

Daniel Steegmann Mangrané Barcelona, 1977. Vive y trabaja en Rio de Janeiro.



 

Las cuestiones planteadas en el trabajo de Daniel Steegmann son cuanto menos tan variadas como los medios y técnicas que emplea.
Así, problemáticas relativas a la percepción, la realidad, la representación o a la elaboración de la imagen y la identidad son abordadas recurrentemente a través de una obra cuyas imágenes remiten directamente a la historia de la modernidad, la cultura popular, el diseño, la botánica o la biología para acabar construyendo un discurso de marcado carácter lúdico-político.




Sus obras se desarrollan como fenómenos y procesos inéditos puestos en marcha con el propósito de establecer un marco simbólico-representacional que sea útil para pensar un mundo mejor. DS reevoca nuestro saber en la tradición moderna, estructuralista y postestructuralista para reintroducirnos en la aventura del pensamiento utopista. De hecho DS considera que el arte no ha dejado de ser un modelo para una sociedad mejor.
Cada uno de sus trabajos desencadena un proceso de traslocación, de vueltas circulares y saltos bruscos en el espacio y el sentido, en el que nuestra percepción del significado y la forma de las cosas es cuestionada constantemente:
Realiza pequeñas acuarelas de enorme carga íntima, guirnaldas de hojitas secas a modo de conductores entre piezas, fotografías con espejos y filtros de resultados alucinógenos, proyecciones de diapositivas de lugares en mutación atrapados en el bucle del carrusel del proyector, dibujos de tramas como las usadas en los gráficos espacio-tiempo deformadas como si fueran elásticas, o pequeñas cabañas de filtro fotográfico que ponen en cuestión la fragilidad de nuestras percepciones y, a través de asociaciones sencillas (como el filtro naranja y el zumo de naranjas), nos obligan a replantearnos los modos en que construimos el sentido.
























MUSAC El proyecto de Daniel Steegamn es una película de 16 mm con color y sonido filmada en la selva tropical de la costa de Brasil. Siguiendo estrategias propias del cine estructural, 16 mm juega con el metraje del rollo utilizado en una filmación como base constituyente de su forma y contenido. Una película de 16 mm standard tiene una duración aproximada de 5´33´´, lo que corresponde con 18,3 cm de película por segundo. Partiendo de esta relación entre tiempo y distancia, el artista diseñó un carro de travelling especial que permitiera a la cámara avanzar a lo largo de un cable de acero como rail de travelling.

Lo especial de esta transformación es que un único motor hace avanzar a la misma velocidad la película en el tambor y la cámara a lo largo del cable. El resultado será un plano fijo, un travelling único y de velocidad constante atravesando la selva durante la duración del rollo del filme. Un ejercicio de penetración lleno de connotaciones psicológicas. Como si de una mirada táctil se tratase, el trabajo es una idea y al mismo tiempo el encuentro físico del cuerpo con la selva: el paso de idea al hecho. Un estudio sobre el movimiento, la profundidad y sobre el tiempo.
Daniel Steegmann ( estara Bienal San Pablo 2012)

No hay comentarios.: