30 set. 2007

El erotismo en los Balcanes

Balkan Erotic Epic , según su creadora, “forma parte de los estudios sobre la cultura popular de los Balcanes y sobre el uso que la misma hizo del erotismo. A través de él, el ser humano pretende convertirse en un ser parecido a los dioses. En la cultura popular –continúa diciendo- la mujer se casa con el sol y el hombre con la luna para conservar el secreto de la energía creativa; a través del erotismo se entra en contacto con la indestructible energía cósmica”.

En su investigación para esta obra, Abramovic consultó manuscritos antiguos y analizó ritos paganos del medioevo radicados desde la Edad Media en la cultura eslava. Luego, gracias a la colaboración de una productora de cine de Servia, realizó un casting con gente común para registrar en video esos rituales antiguos: “Los objetos obscenos –afirma la artista- y los genitales masculinos y femeninos tienen una función muy importante, ligada sobre todo a ritos de la naturaleza, como aquellos vinculados con la fertilidad de la tierra y la irrupción de la lluvia. Los hombres no se avergonzaban de exhibir el pene en erección o durante la eyaculación; del mismo modo que las mujeres mostraban sin problemas la vagina, la cola, los pechos e incluso hasta la sangre durante la menstruación. La cultura occidental vulgarizó estos hechos”. Todas estas elucubraciones están cuidadosamente registradas en Balcan Erotic Epic, donde la artista de 60 años sigue apostando fuerte. Las otras obras expuestas son The Hero, Count on Us, Tesla Urn, Nude with Skeleton, y Balkan Baroque. Con esta última Abramovic ganó el León de Oro en la Bienal de Venecia en 1997.

Marina Abramovic (Belgrado 1946) es una artista de performance que investiga y explora los límites de lo psíquico y mental. En sus performance se ha lacerado a sí misma, se ha flagelado, ha congelado su cuerpo en bloques de hielo, tomando drogas para controlar sus músculos, con las cuales ha quedado muchas veces inconsciente, y hasta en una ocasión casi morir de asfixia recostada dentro de una cortina de oxígeno y llamas.



No hay comentarios.: