1 dic. 2008

Campos de Vision






Damián Ortega ciudad de México, 1967) presenta su nueva exposición en París, específicamente diseñada para el Espace 315 del Centre Pompidou; la sala de 315 metros cuadrados. Bajo el título "Champ de vision" el mexicano sorprende con una complicada instalación móvil estructurada gracias a más de cinco mil piezas de acrílico traslúcido que se superponen y entremezclan formando una compleja red tridimensional de colores. Se trata de una minuciosa descomposición de la realidad, de un macro-acercamiento a lo esencial; ya que, tras la estéticamente perfecta estructura que vemos, se esconde algo que podría asemejarse a una enorme reconstrucción de una fotografía, en la que las mencionadas piezas acrílicas hacen las veces de gigantescos pixels; dando lugar a un monumental juego de ilusión óptica. Con esta propuesta, Ortega continúa en la misma línea argumental que le llevó a su definitivo impulso en el mundo del arte, un reconocimiento que tuvo lugar durante la 50º edición de la Biennale di Venezia, donde comisariado por Gabriel Orozco sorprendió en la exposición "Lo cotidiano alterado" gracias a su genial pieza Cosmic Thing: un Volkswagen escarabajo despiezado y colgado del techo, con el que además satirizaba un objeto de culto social en su país. Asiduo devorador de publicaciones de ciencia, Ortega pretende familiarizarse con su lenguaje y profundizar de este modo en conceptos abstractos. Buscar la esencia de los objetos, su mínima expresión, entenderlos desde dentro; es una de las constantes de su obra, para la que con frecuencia se basa e inspira en teorías científicas. Así nace su pasión por la fragmentación, por comprender cada parte en sí misma y respecto a la totalidad, por profundizar en las intrincadas relaciones que llevan a la unión de unos y otros objetos y, trasladando lo mismo al plano humano, por conocer los sistemas a través de los que se estructura la sociedad o sus fundamentos políticos.

"Champ de vision" se abre con una representación de la enorme instalación -a través de la que se puede transitar, abarcándola así desde el mayor número de perspectivas posibles- y se cierra con una habitación en la que descubrimos un agujero y una lente, actuando de este modo como una suerte de cámara obscura. Así, la muestra hace referencia a la fotografía, propone una reflexión sobre lo real y lo ilusorio y un análisis, a fin de cuentas, sobre la importancia de los diversos puntos de vista.



I

No hay comentarios.: