12 may. 2010

Marina Abramovic







Marina Abramović (Belgrado, Yugoslavia; 30 de noviembre de 1946), artista serbia de performance que empezó su carrera a comienzos de los años 70. Activa por más de tres decádas, recientemente ha sido descrita por sí misma como la “Abuela del arte de la performance”.
El trabajo de Abramović explora la relación entre el artista y la audiencia, los límites del cuerpo, y las posibilidades de la mente.
PHE- ¿Cómo comenzó en el mundo de las artes visuales?

Marina Abramovic- Empecé de pequeña haciendo dibujos y pinturas. Siempre he estado celosa de Mozart. Su primer concierto fue con 7 años y mi primera exposición con 12. Desde entonces nunca he dejado de trabajar como artista. Nunca he querido dedicarme a otra cosa y nunca he dudado de esa decisión.

PHE- Durante su extensa carrera que ya dura más de tres décadas ¿Cuál ha sido el proyecto que le ha dado más satisfacción?



MA- Los proyectos mas satisfactorios son aquellos que suponen un reto más grande, los que necesitan de un largo periodo de preparación y requieren esfuerzo físico. Para recorrer la Gran Muralla, los preparatorios duraron 8 años hasta que obtuvimos el permiso del gobierno chino. Siete piezas sencillas supusieron 12 años de preparativos y de convencer al Guggenheim para que nos diera su permiso.

PHE- Son muchos los trabajos en los que se ha expuesto a dolor, desgaste físico y peligro ¿Cuál ha sido el proyecto más complicado con el que se ha encontrado?

MA- Ninguno de trabajo, la vida misma.

PHE- Como veterana en el mundo de las performances ¿Cuál es tu opinión de la evolución de la performance desde que comenzó hasta la actualidad?

MA- En los setenta, la performance no estaba en oposición al mercado del arte, pero el mercado no consideraba del todo arte a la performance. Hoy en día, la performance sigue sin ser vendida a museos y coleccionistas. El único artista capaz de encontrar la forma de vender las performances es Tino Sehgal. La documentación y el vídeo comienzan ahora a venderse, pero aún no se ha encontrado una forma definitiva de cómo vender performance a instituciones y coleccionistas.

PHE- ¿En qué otros artistas visuales te fijas?

MA- No miro a otros artistas. Mi inspiración viene de la naturaleza, los desiertos, el budismo tibetano, la antropología, la mineralogía, etc. Los artistas que me gustan y respeto hoy en día son aquellos de los que estoy cerca: James Lee Byars, Leah Bowery, Matthew Barney, FrancoB, Shirin Neshat. De la generación más joven me gusta el trabajo de Nico Vascellari, Ragner, Terrence Koh, Francesco Vezzoli, Davide Balliano.

PHE- Durante muchos años Ulay fue tu compañero para los proyectos de performance ¿Qué diferencias encuentras entre trabajar sola y trabajar con otros artistas?

MA- No encuentro diferencia. Lo importante es el concepto, la idea y cómo es desarrollada. No importa si es trabajo en solitario o en grupo, solo importa si el arte es bueno o malo.

PHE- ¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

MA- Actualmente me encuentro trabajando en una retrospectiva sobre mis performances en el MoMA. El título es Marina Abramovic - The artist is present, desde el 9 de Marzo hasta el 31 de Mayo de 2010.

PHE- ¿Cuáles son tus planes de futuro?

MA- Estoy trabajando con Bob Wilson en una obra de teatro llamada The Life, que será presentada en 2011. Tengo planes para abrir mi propio centro en arte de performance en Nueva York a lo largo de 2012.

No hay comentarios.: