15 nov. 2010

Adrian Piper

Adrian Piper nació en Harlem y trabajó durante algún tiempo como pintora antes de entrar en contacto, hacia 1967, con los ambientes del arte conceptual neoyorkino. Fascinada por la libertad y las posibilidades de las formas expresivas artísticas recién ensayadas, se entregó al trabajo conceptual realizando proyectos que abordaban diversos aspectos del espacio y del tiempo.

"El arte tiene un rol importante en los cambios sociales y yo quiero ser un instrumento para este cambio". ....Busco de cuál manera expresarme a través del arte en los temas que me interesan. Y mi interés particular -reconoce- está en los cambios sociales y en la xenofobia y el racismo, que es un problema global".Intento no oponer nunca las palabras negro y blanco excepto cuando lo hago de forma irónica, para hablar de estereotipos", dice. Asegura que prefiere hablar de afroamericanos, euroamericanos o germanoamericanos. "Creo más en la geografía que en las razas", advierte.

Ve el racismo "no como una reacción personal sino como una arma política" que tiene que ver con "el uso y el control del ser humano". Dice que en el origen de todo está "el miedo y la curiosidad por todo aquello que nos es desconocido". "La xenofobia es una reacción del ser humano contra lo que es diferente", resume.
Feminista y crítica
Su trabajo tiene claras implicaciones feministas y la artista defiende su militancia: "Me considero feminista, y mucho. Pero en los EE.UU., el movimiento feminista ha perdido su rumbo. Están tan preocupados por poner mujeres en altos cargos que se han olvidado de la gran mayoría de mujeres que no tienen acceso a estos puestos".
También reparte críticas a la administración de su país cuando recuerda que "el 30% de la población está por debajo del nivel de pobreza". Y afirma que "hace falta distinguir entre las políticas estatales y lo que pasa en la calle"
Texto extraído de:






Arte Conceptual







No hay comentarios.: