23 mar. 2011

Simon Norfolk




Simon Norfolk  joven fotógrafo que formula a través de su obra una serie de preguntas, de no fácil respuesta, con un enfoque, intensidad e intención precisos. La guerra y sus devastadores efectos sobre la sociedad y el hábitat son sus temas principales de estudio. Sus imágenes diseccionan el espacio y el paisaje posbélico y sus efectos inmediatos: la forma física de nuestras ciudades y entornos naturales, la memoria colectiva y la psicología de las sociedades.
Él examina entomológicamente el genocidio, el imperialismo, las interconexiones de la guerra, la tierra y el espacio militar, y cómo aquellas se libran al mismo tiempo con supercomputadoras, satélites, tecnologías sofisticadas, armas convencionales e, incluso, equipos obsoletos, la intervención de las comunicaciones y la manipulación de los medios de comunicación. Todo ello con mirada pausada, reflexiva, sin las urgencias ni los traumas que se podrían esperar sobre un tema como es el de la guerra.

Su obra se caracteriza por tener al paisaje como tema principal, y por desarrollar una meticulosa técnica basada en la tradicional cámara de placas. Sus fotografías muestran espacios desolados o, frecuentemente, arrasados por la acción bélica. La aplicación de cánones estéticos semejantes a los de aquella tradición romántica que encontraba la belleza en una cierta forma de miseria, la ausencia de la figura humana, o la deliberada construcción de escenarios que surgen de un aparente desorden, son algunos de los rasgos que mejor definen su trabajo.

1 comentario:

Rodríguez Prati dijo...

Me gustó...