2 set. 2011

Ai Weiwei


El artista y disidente chino Ai Weiwei lanzó su primer ataque en una columna de opinión contra el gobierno chino desde su liberación, tras 81 días de detención en las que pactó con las autoridades su silencio a cambio de su libertad.
Hijo del venerado poeta revolucionario Ai Qing, el artista manifiesta en su columna no sentirse identificado con Pekín.
"No se consiguen respuestas de las autoridades", prosigue su nota, "mi esposa ha estado escribiendo peticiones cada día, haciendo llamadas a la comisaría cada día. ¿Dónde está mi marido? Sólo díganme dónde está mi marido. No hay papeles, no hay información".
Ai asegura que en Pekín "te encuentras totalmente aislado" porque se ha borrado la memoria de la ciudad, "y no sabes cuánto tiempo vas a estar aquí, pero sabes con certeza que pueden hacer algo contra ti. No hay forma de cuestionarlo. No estás protegido".
El creador chino más conocido en el extranjero y feroz crítico del régimen comunista hasta su detención concluye su columna con una similitud entre Pekín y "El Castillo", de Kafka, al alegar que son "las ciudades con condiciones mentales. Pekín es una pesadilla. Una constante pesadilla".



Con esta publicación, el artista chino vuelve a retar el pacto de silencio que mantiene con el régimen después de que el pasado 9 de agosto denunciara en su cuenta de Twitter las detenciones y malos tratos que han sufrido otros allegados y disidentes.
Su detención fue la de mayor calado entre los centenares que el régimen comunista chino lleva a cabo desde febrero, en una campaña de amenazas, acoso, detenciones y torturas contra disidentes, intelectuales, abogados y artistas para evitar que se produzca en su territorio una "Primavera Árabe".
Ai Wei Wei (nacido en Pekín en 1957) es considerado uno de los artistas vanguardistas de China más influyentes. Trabaja creando fotografías, instalaciones, esculturas provocativas en las que inserta objetos varios y otros de valor cultural y significado histórico como reliquias. Su arte está Influenciado por el Dadá de Duchamp y el Pop deWarhol. Trabaja también a través del absurdo como en su serie de los muebles donde interviene un florero de la dinastía Han o un muebles antiguos de China. Ai Weiwei ha tapizado el suelo de la Sala de las Turbinas de la Tate Modern con más de cien millones de pipas de porcelana.Cada una de las pipas que componen la instalación "Sunflower Seeds" (en español "Semillas de Girasol"), se moldeó y se fundió en un horno a 1.300 grados centígrados, se pintó luego a mano y se metió de nuevo en el horno, esta segunda vez a una temperatura de 800 grados centígrados.Actualmente y hasta el 12 de febrero 2012
Estados Unidosl Museo del Condado de Los Ángeles (LACMA) exhibe un conjunto de esculturas del artista chino Ai Weiwei titulado Círculo de Animales/Cabezas del Zodiaco. La instalación consta de doce cabezas de animales de bronce inspiradas en las famosas esculturas del zodiaco tradicional que adornaban el reloj-fuente de Yuan Ming Yuan, el Antiguo Palacio de Verano que se encuentra a las afueras de Beijing.

1 comentario:

javier dijo...

sigo a este creador, le admiro, su exposición de pipas de girasol, me pareció excepcional y su lucha por ser un ser librepensante en una férrea dictadura comunista le engrandece