6 oct. 2017

Claudia Fontes( Bienal Venecia)

 Cerca de 300 personas se fotografían junto a la pieza más espectacular de la 57 edición de la Bienal de Venecia, inaugurada hace una semana, con 120 artistas y casi 90 pabellones. Es impresionante: un caballo gigante se cierne sobre una niña, que se tapa la cara y le tiende una mano sobre su frente, parece que para tranquilizar su bestialidad desbocada, en un acto de confianza extrema. Las figuras en blanco chillan sobre el ladrillo de las paredes de la estancia, un edificio del siglo XIII.
A la estancia se accede por una puerta que advierte de la inquietante presencia. La artista argentina Claudia Fontes (Buenos Aires, 1964) ha plantado un grito en la cita, es un pistoletazo en medio del concierto. “Priorizo el impacto a la razón”, comenta a este periódico acerca del valor de la presencia desproporcionada, espectacular.No pretendo que el lector lea todo lo que he pensado a partir de la imagen que se me presentó
Claudia está sorprendida por la respuesta que ha tenido la escultura. Dice que le escriben de todas partes del mundo, personas que han pasado por la cita del arte contemporáneo más importante del año para contarle su experiencia con la obra. Explican a la artista sus interpretaciones, le felicitan por denunciar el maltrato animal, otros ven la voracidad capitalista en el caballo… Es una obra con una lectura tan cerrada que cada espectador la lee como quiere.
La artista reconoce que no hay un discurso claro y que tampoco le interesa, porque no puede intervenir en la sensibilidad de cada una de las que pasa junto a su instalación El problema del caballo. “Nunca trabajo ilustrando textos o discursos. Simplemente, se impone la imagen. No pretendo que el lector lea todo lo que he pensado a partir de la imagen que se me presentó”

12 may. 2017

Regina j Galindo


Sangre de cerdo 2017
Tomo como referencia la escena clásica de la película Carry donde la actriz personifica una escena dramática en la que es bañada por una cubeta de sangre de cerdo. Teniendo en cuenta los últimos acontecimientos en los Estados Unidos, donde el nuevo presidente (el cerdo) se caracteriza por un comportamiento misógino y racista, pongo en la mesa de discusión el acoso y la intimidación al mismo tiempo que pongo este acoso en manos del publico. Son ellos quienes deciden si actuar o no. Ellos deciden si tirar de la cuerda o no.
Permanezco de pie, parada bajo una cubeta llena de sangre de cerdo.  Una cuerda queda suelta a la altura de el público. El público es libre de tirar de la cuerda o no hacerlo.

























9 may. 2017

Diary - David Perlov



Resultado de imagen para david perlov

David Perlov (1930–2003)


Cuando realizador israelí David Perlov murió, dejó tras decenas de Hefte (cuadernos), llenos de epigramas, textos para películas, notas biográficas, imágenes entrelazadas con textos, imágenes y textos con. Sin embargo, a principios de 1970, como las comisiones para hacer películas comenzaron a escasear y se encontró en un callejón sin salida creativa profundización, Perlov comenzó a concebir una alternativa que era una nueva forma ética y estética de su propia: un Tagebuch , un diario -no en la literatura, pero en el cine. A continuación, la demanda local para un mensaje sionista carece de complejidad, Perlov respondió con una autobiografía prolongado, sin terminar en principio. En su abstracción de lo personal, él respondió con un primer plano de lo personal como su punto de partida. Él escribió en un cuaderno:


Compro una cámara
que quiero empezar a filmar
por mí y para mí
, sobre todo en el anonimato
Se necesita tiempo para aprender
cómo hacerlo

Aquí crisis personal de un artista toca una fractura colectiva: como Perlov comenzó a trabajar en la película, la Guerra de Yom Kippur de octubre, 1973 estalló. Sus primeros signos fueron capturados por su cámara a través de una ventana de la ansiedad de los fieles que salen de la sinagoga en la calle y escuchar las llamadas de movilización de las reservas del ejército en sus radios de transistores. En la historia del cine, no existe ningún precedente de un diario personal en el que la guerra es una parte integral: aquí la íntima-generalmente identificado con el espacio de la persona y el radical, público, político-hogar se convirtió.

En 2013, el cineasta e investigador Anan Barakat dedicó su libro sobre la nueva ola de cine palestino a Perlov, así como a Mustafa Abu Ali, Mahmoud Darwish, y Jean-Luc Godard, y agregó en una entrevista que, aunque estos artistas hablaron la política y el pensamiento la política que todavía crean arte de alta calidad.Perlov era de cuarenta y tres años cuando comenzó a filmar diario , y era casi setenta años cuando lo completó. Su obra, como Marcel Proust o Robert Musil, se extiende a través del tiempo-mundos dentro de mundos, realidades complejas, incorporando sus alrededores. Perlov no negó la subjetiva; Después de todo, es la historia de su vida que fluye a través de la película y su voz que lo acompaña en todas partes. Pero eso no es su esencia. El título Diario de puntos a lo cotidiano, a la repetición, y no a los dramas. Este es un diario de viaje de trabajo que expone cada vez más la realidad, y sólo a través de esta acumulación es la política revelado como una nueva forma, como una opción para la transgresión.