29 nov. 2011

Angel Marcos

Angel Marcos (España, 1955) se dedicó exclusivamente a la fotografía editorial y publicitaria hasta 1992, año en que recibe un encargo fotográfico para retratar el Teatro Calderón en Valladolid, lo que le permitió realizar un trabajo más personal y menos formal.

A partir de entonces se replanteó su carrera y empezó una trilogía que muestra el poder imperante y la realidad social de las ciudades.


En Alrededor del sueño (2001), Marcos contrasta eslóganes publicitarios de los alrededores de Manhattan, que simbolizan la idea del deseo contenido, con cúmulos de basura y vagabundos, para llegar a reflexionar sobre historias vitales de fracaso y frustración. Nos sitúa delante de lo cotidiano, haciéndonos reflexionar sobre nuestra propia condición.

Los logotipos y mensajes ligados al mundo del consumo son sustituidos por iconos y lemas de la revolución en el su proyecto En Cuba (2004-06). Ángel Marcos nos retituye la arquitectura de una ciudad cuyas fachadas, como en un decorado teatral, nos remiten a una ciudad fantasma. Finalmente su proyecto China (2007) retrata la singularidad del régimen comunista y su reciente apertura al mercado capitalista.
Ángel Marcos- Mi comienzo fue totalmente casual, como no había escuelas que enseñaran fotografía, tuve que aprender solo, experimentando mucho y con algunos libros de iniciación que me sirvieron para mis primeros pasos. Esto en cuanto a técnica, claro. En cuanto al lenguaje y conceptos de la imagen todo fue más dificil, más largo de aprender, posiblemente ha propiciado que haya podido generar un lenguaje bastante propio.

No había en España, en los ambientes fotográficos cuando yo comenzaba en la fotografía, una idea clara de lo que la fotografía significaba, tampoco se separaban los campos de aplicaciones de esta técnica, por lo que el análisis de la aplicación de la imagen era bastante inútil y sobre todo confuso.



¿En qué proyectos estás trabajando actualmente?

AM-
He terminado recientemente un vídeo llamado Jilguero, he montado en la X Bienal de La Habana un proyecto llamado La mar negra una gran instalación, y ahora estoy preparando las próximas ferias y exposiciones, también documentando todo mi trabajo antes de empezar un nuevo proyecto.




Con la videocreación "Jilguero", el artista recrea en una cinta de unos 6 minutos de duración el desarrollo de unas habilidades por un ejemplar de esta especie de pájaro común en España que está atado a una caseta de madera y para beber precisa tirar de un hilo del que pende un dedal que contiene agua.
Así, al modo de la tesis conductista del científico ruso Paulov, el jilguero, para no morir de sed, lleva a cabo esa práctica que, recogida en esta cinta por Ángel que, consigue mostrar "una metáfora de la necesidad de esclavizar, de ser esclavos y esclavizados" en la sociedad.

27 nov. 2011

Victoria Civera

 En las creaciones de Victoria Civera (Puerto de Sagunto, 1955) siempre hay una presencia, una esencia femenina. Tanto en sus pequeñas pinturas, como en sus cuadros circulares o en sus objetos-instalaciones. "Es lógico, soy mujer, y por ser mujer me sale de forma muy natural en la manera de tocar los materiales".
Objetos, pinturas, instalaciones y piezas escultóricas configuran el universo plural que retrata la trayectoria de la artista vinculada a Cantabria Victoria Civera.  



Es una de las artistas que ha abordado con mayor profundidad y asiduidad el universo femenino. Civera ha mostrado en este camino, además, una constante y reveladora evolución a través de lenguajes y formas diferentes. 
La fotografía, el fotomontaje y el happening, junto con la pintura, han sido lenguajes claves y recurrentes en la trayectoria de Civera, muy selecta en sus comparecencias públicas y ajena a lo mediático, en cuya creación se revela «la soledad, la quietud, el movimiento, la fantasía y el silencio».  
"No soy una radical feminista. No me lo he propuesto ni lo quiero ser", apunta Civera











  En su muestra Atando el cielo, Civera reflexiona sobre diferentes tipos de mujeres. En unas la mujer aparece como objeto del deseo (Túnel eterno), en otras lo hace en soledad (Perdida), pero siempre está representada como un ser poderoso, valiente, desafiante y decidido, dispuesta a romper con los moldes establecidos como en Saliendo del paisaje.

26 nov. 2011

Carlos Canovas






Carlos Cánovas (Hellín, Albacete, 1951) se sintió inclinado hacia un tipo de fotografía que reflejaba la melancolía y degradación de los espacios industriales. Series como Tapias (1981), Dolientes plantas (1983) o Extramuros (1984-86) anunciaban ya una obra de madurez que nos muestra un universo creativo propio, construido alrededor del paisaje urbano.

Desde aquellos años inaugurales ha mantenido siempre una admirable coherencia, creando imágenes de una exquisita perfección formal que nos enseñan la desolación de la civilización, la melancolía de los espacios abandonados y expoliados, la belleza de los ámbitos degradados. 

Igual que Diane, la protagonista de la película El Séptimo Cielo (Frank Borzage, 1927), que en su miserable pero adorado apartamento parisino promete a su ciego y amado limpiabotas convertirse en sus ojos, Carlos Cánovas abre ahora los nuestros y nos enseña el proceso de expansión urbana sobre las periferias rurales. La huida de un segmento de la población hacia las afueras es un fenómeno frecuente en muchas capitales del mundo occidental. El resultado de esta propagación son urbanizaciones campestres, centros comerciales, equipamientos sociales de aspecto uniforme que se dispersan en vastos espacios y que, poco a poco, van invadiendo las zonas rurales. En este tipo de ciudades sus habitantes se refugian y aíslan, y el eje, la esencia de sus vidas acaba siendo el automóvil. 



“Frente al lugar decisivo, el espacio intersticial, aquél que puede uno encontrar un poco antes de la marginación y lejos de la postal, silencioso, aquél que conserva algo de final, de frontera, de tránsito. Paisajes urbanos anónimos e inidentificables porque pueden ser nombrados e identificados en cualquiera de nuestras ciudades…”

24 nov. 2011

JOHN BALDESSARI



John Baldessari ( 1931) California pionero del arte conceptual, Trabaja desde el origen de ambas tendencias (pop y concept art), por medio de alterar con vivos colores imágenes fotográficas y stills de video, pero dificilmente podría ser considerada su técnica simplemente como collage. Tiene que ver, sí, con la imagen, pero no solo con esta sino con una abstracción bastante inteligente y simpática, esto tratan de hacerlo muchos diseñadores pero, aquí lo interesante, el "pop art" de Baldessari no es solo diseño, es directamente arte de museo.



La prueba de su tacto y su claridad en lo que está mostrando es bien evidente en sus cuadros que contienen texto a la manera clásica de muchos artistas conceptuales, por que en esos cuadros discurre algunas cosas sobre el arte o sobre la pintura y sin embargo no parecen manifiestos sino simplemente arte.




23 nov. 2011

José Roosevelt,

José Roosevelt, el pintor, ilustrador y autor de novelas gráficas, nace en Río de Janeiro (Brasil), en 1958.Como escribe su novela gráfica "L'Horloge" ("El Reloj"), crea un personaje llamado Juanalberto,  una especie de pequeño hombre mutante con una cabeza de pato, un claro homenaje al gran Carl Barks (1901 - 2000), el que inspiró la vida de Pato Donald y su mundo a través de algunas obras maestras de los libros de comics, entre 1942 y 1966. Roosevelt inicia su carrera con los cómics , mas tarde se vuelve  hacia la pintura facinado por Dalí



De todos modos, la pintura se convierte en la principal actividad de Roosevelt a partir de 1977. Pronto se hace su primera exposición individual, en Brasilia (octubre 1979).  Esta exposición se compone de treinta cuadros surrealistas, pintadas en su mayoría en acrílico sobre lienzo. Desde el año siguiente, el artista se dedica exclusivamente a su pintura búsquedas.  El nuevo programa de exposiciones de obras de inspiración surrealista lado a lado para la foto-realistas paisajes urbanos (en la forma de Ralph Goings y Eddy Don) y composiciones óptico inspirado en la obra de Chuck Close.
En 1985, es el final de la búsquedas: el surrealismo se convierte definitivamente en la base del trabajo de la Roosevelt.  Se desarrolla un lenguaje original, una mitología personnal donde se explora la imagen del cuerpo humano, con especial atención a los detalles.Alrededor de los temas humanos, podemos ver crecer las peras y las manzanas, los árboles muertos, libros antiguos, banderas, máscaras, fearies, cuadros enmarcados, más extraños paisajes y cielos brillantes.





En paralelo de la pintura, casi como una obra diletant, una novela gráfica ha sido escrita y dibujada por Roosevelt, entre 1983 y 1986. Su título es "A Cidade" ("The City") y es una fábula en blanco y negro de 136 páginas, inspirada en la obra de teatro Albert Camus "L'Etat de Siege".  "A Cidade" es la primera novela que se publicará, cinco años después, en su versión en francés de "La Ville".
En 2000, escribe el texto de una nueva novela gráfica, "La Tabla de Venus" ("La losa de Venus").
Tambien Ha ilustrado  Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carroll

22 nov. 2011

Juliao Sarmento

Juliao Sarmento nacido en Lisboa 1948
Comenzó a exhibir cine, video, sonido, pintura, escultura, instalación y multimedia en los años setenta, pero también ha desarrollado varios importantes proyectos site-specific.Represento a Portugal en la Vienal de Venecia en 1997. 





“Me interesa provocar tensión e inseguridad frente a la obra de arte”
En su obra aparecen y reaparecen vasos de leche y de miel, junto a fragmentos de cuerpos, brazos, piernas, una mano, un hombro, mujeres sin rostro y mujeres sin cabeza. Perturbador. Aunque Sarmento regresa una y otra vez a las mismas obsesiones, su obra es increíblemente variada. Crea pinturas, esculturas, películas, grabados y performances, un espectro que podrá verse en Distancias cortas. No es fácil definir su trabajo. “Lo mezclo todo: mis angustias, mis deseos, mis necesidades, mi desesperación… mis placeres, las cosas que amo, las que odio, lo que me ha interesado en ese día concreto…”, comenta. Tampoco aprueba que se le considere un pintor, su faceta más conocida, sobre todo por las denominadas Pinturas blancas, con sus blancas superficies sucias que recuerdan a sábanas manchadas y sus imágenes dibujadas y parcialmente borradas. Mi trabajo da forma a una cadena global de asociaciones. Es como quien escribe un libro. Soy escritor, pero en lugar de escribir con palabras lo hago con imágenes”, señala.Sarmento habla de su deseo de entender la imagen como un objeto o escena tridimensional: “no me conformo con ver la imagen, quiero tocarla; ver un determinado espacio con una determinada figura dentro de él, pues para mí el espacio es muy importante”. “Me gustan las mujeres y me gusta trabajar con mujeres.



 Son, para mí, un leitmotiv. Para empezar a trabajar me hace falta un pretexto, y en la representación del cuerpo femenino lo encuentro”, explica.

21 nov. 2011

Benjamín Domínguez

  Benjamín Domínguez Barrera nació en la ciudad de Jiménez, Chihuahua en 1942. En dicha población el adolescente Benjamín conoció a una señora que pintaba al óleo, Doña Carolina Estavillo. Esta amistad fue muy fructífera. Platicaban de las obras maestras del arte universal y ampliaban sus conocimientos con las imágenes de cerillos clásicos. Benjamín aprendió a dibujar y a manejar algunos colores. El cine de la localidad le hizo algunos encargos para promocionar algunas películas. El destino de aquel joven ya estaba decidido, viajaría a la ciudad de México para convertirse en todo un pintor profesional. 


Primero se empezó a dar a conocer por las monjas floridas, luego con las alacenas y en 1985 llegó la serie dedicada al matrimonio Arnolfini. Teresa del Conde valoró aquellas obras y las programó para exhibirlas en el Palacio de Bellas Artes.



A partir de aquella fecha el pintor chihuahuense participa en diversas exposiciones realizadas en galerías, museos y centros culturales en México y el extranjero.
 
En sus obras sobresalen seres extraños con peculiar vestuario realizando rituales mágicos; así como ángeles en bicicleta, volando papalotes por las orillas del mar.

El pasado presente parece mezclarse sin ningún problema. En la actualidad Benjamín Domínguez es uno de los pocos pintores que por su virtuosismo y conocimiento de las antiguas técnicas se considera heredero de la tradición pictórica mexicana.aqui sus obras

La mayoría de los creadores hacemos las mismas figuras en nuestros trabajos. Podemos tardarnos mucho tiempo en encontrar esa forma que nos llame la atención. Cuando la hallamos, no nos despegamos de ella”, asegura.
Añade que retoma frecuentemente las series de poemas sobre “Ángeles” de Rafael Alberti y la de “Los hombres miran” de Mario Benedetti, pues en ellas se puede ver lo peor o lo mejor de los seres humanos. “A mí me gusta mezclar
ambos elementos”.